Uñas cuidadas

Cómo cuidar tus uñas después de usar uñas acrílicas o de gel

El uso de uñas acrílicas o de gel es muy estético e indudablemente atractivo, aunque después de un tiempo usándolas es un must reparar bien las uñas, o al menos, darles una tregua. Suele pasar a muchas mujeres, que al retirar las uñas acrílicas o de gel ven sus uñas naturales algo frágiles e incluso agrietadas. Hay que decir que es algo normal, nada por lo que asustarse pero sí hay que ser conscientes para alternar la manicura artificial con la natural, de este modo podremos regenerar nuestras uñas.

Lo que sugerimos, primero de todo es hidratar en profundidad con buenas cremas de manos y de uñas con fórmulas ricas y nutritivas.

Es fundamental para una reparación completa aplicar aceite para las cutículas, no importa qué tipo de manicura hayas llevado antes, todas las noches tienes que aplicar aceite de cutículas porque ayudará a suavizar las uñas, a hidratarlas y hará que se vean más  saludables: fuertes y bonitas en menos tiempo del esperado.

Un paso fundamental que no siempre se tiene  en cuenta, es el hecho de ir alternando las manicuras. ¿Por qué? La razón es para dar tregua a las uñas naturales. Es más que recomendable alternar la manicura tradicional con las “nuevas manicuras”. Las uñas como tejido tienen que poder respirar. Debemos recordar que sea manicura de gel o acrílica, no deja transpirar bien la uña y además, se aplica pegamento para que queden fijadas por lo que los productos tienen que ser de calidad.

La queratina, por su parte puede ser una muy buena aliada de nuestras uñas. Podemos aplicarla directamente sobre nuestras uñas naturales o bien podemos tomar suplementos vía oral. La queratina ayuda a fortalecer y reparar las uñas, si se convertimos esta práctica en un hábito las uñas y el pelo, cuya composición también es la queratina, se verán más sanos y fuertes.

El uso de esmaltes de tratamiento ayudarán a reparar las uñas debilitadas, quebradizas y sensibles. Podemos usar endurecedor para que recuperen su fuerza.  Es importante que estos sean de calidad. ¡En nuestra web puedes encontrar productos buenos a buen precio!

A modo resumen, es importante dar una o dos semanas de descanso a las uñas, que estén en con el aire, que se oxigenen. Ir hidratando con productos de calidad e incluso suplementos de calcio y queratina e ir cortando y limando.